Páginas

24 de marzo de 2015

Las seis lecciones que aprendí de una crítica

Hoy he decidido publicar sobre algo que no tiene mucho que ver con la temática de mi blog, pero creo que el devenir de los acontecimientos me ha llevado a ello.

Llevo días sin publicar nada, porque he pasado una temporada un tanto extraña.

Por un lado mi hija mayor, nos ha pegado un sustillo y he tenido la cabeza en otro lado (afortunadamente ya estamos en casa y todo se quedó en eso, un sustillo).

Por otro lado ¡He tenido una crisis existencial!. Las que me conocéis sabéis que llevo relativamente poco con el blog y dedicándome full time, menos aún. La verdad es que es complicado con dos niñas pequeñas, que no dudo que exista gente que pueda con todo, pero a mí no me da la vida para más.

En fin... que la crisis no ha sido por mis hijas.

El caso es que el otro día tuve la suerte de recibir una crítica honesta y constructiva sobre mi blog. No voy a entrar en pormenores que no vienen al caso, pero si diré que esta conversación me hizo replantearme mi proyecto con el blog. Hizo temblar los cimientos desde la base y la verdad es que aunque pasé varios días fastidiada preguntandome quién soy, a dónde voy y de dónde vengo, he de reconocer que me ha venido muy bien.

De todo esto he aprendido varias cosas:

Sé tu mismo. Me explico, todos tenemos musas o gente en la que nos inspiramos, y tendemos a copiar o imitar todo aquello que nos gusta. Una vez que has aprendido de todos ellos, deberíamos ser capaces de dar nuestro toque, dejar nuestra impronta, hacerlo especial... He aquí lo complicado del tema: Diferenciarse. Esa palabra tan fácil y a la vez tan complicada. He de reconocer, que aún estoy en la búsqueda de mi algo especial, pero verlo y darte cuenta, es algo que ya de por sí marca la diferencia.

Valórate. Si eres bueno, especial y lo sabes, no dejes que la opinión de un tercero te afecte.


¡Ojo! que no estoy diciendo que no seas realista. Tú tienes que ser consciente de si vales o no. Y si realmente no lo tienes claro, pregúntale a alguien que sepas que te contestará con honestidad y que entienda del tema ¡No le preguntes a tu abuela ;)!

Acepta las críticas (constructivas). Pero no como opiniones negativas con las que tienes que tragar, sino como oportunidades que se nos brindan para darnos cuenta de nuestros fallos y mejorar.


Es más, agradece que te hagan críticas, porque te ayudarán a crecer y evolucionar.

Sé autocrítico. Está claro que no soy la mejor en mi gremio, pero ¿puedo mejorar?, ¿cuánto tiempo lleva trabajando ese al que admiro?, ¿cuánto llevo yo?, ¿creo realmente que nunca llegaré a su nivel?.



Trabaja tus debilidades. En mi caso, entre otras cosas, soy consciente de que tengo que mejorar en fotografía. Pero ¿es suficiente motivo que no sea una fotógrafa experta para que deje de hacer mis posts? Sinceramente, creo que no. Seguramente me cueste más llegar al público o que me lean, porque una buena imagen hace mucho, pero lo que tengo clarísimo es que ser mala fotógrafa no me convierte en una persona no apta para mi trabajo. Tendré que trabajar duro para mejorar, pero es algo que le pasa a todo el mundo.


Seguramente un fotógrafo bueno hubiera hecho mejores fotos de esta tarta, pero eso no cambia el hecho de que es bonita ¿O si?, ¿Vosotros que opináis?

Sé condescendiente contigo mismo. Nadie nace sabiendo, todo en la vida lleva un proceso de aprendizaje y mejora. Ni el mismísimo Mozart se sentó un día y se puso a componer, él también tuvo su proceso de aprendizaje (permítete tener el tuyo). Está claro que hay quien tiene un talento natural y aprende más rápido y quien es negado del todo (para una cosa en particular) y jamás aprenderá por mucho que se empeñe, pero si tienes una base y la trabajas duro, llegarás donde quieras. Y si no llegas, que sea porque lo intentaste y no funcionó, y no porque te diste por vencido antes de comenzar.

Resumiendo:











Estas so las conclusiones a las que he llegado después de darle mucho al coco ¿Qué opináis?, ¿Debemos dejar que nos afecten todas las críticas?, y sobretodo ¿Porqué podemos recibir diez críticas positivas y tan solo una negativa basta para hacernos borrar el resto?.

¡Dulce semana a todos!


15 comentarios:

  1. Yo creo que cualquier profesión es una carrera de fondo, y, en todas, de tanto en tanto es positivo hacer las reflexiones que haces, sólo te llevarán a mejorar. Las críticas negativas o mas bien constructivas son al final las mejores, un beso

    ResponderEliminar
  2. Como tú dices, nadie nace sabiendo, tú te esfuerzas en tu trabajo y te gusta y eso se nota en todo lo que haces, no creo que una crítica, aunque no sepa ni el tono ni el porqué, no debe hundirte o hacerte tirar la toalla, como dices, te enseña, los fallos que tú no ves o que no consideras fallos y que alguien externo si. Seguro que, aparte de lo que has aprendido, te hace mejor esta crítica.
    Un beso guapa y muchos achuchones y mimos a las peques

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes razón, pero supongo que no si es fácil recibir críticas y menos cuando llegan de alguien que admiras mucho.
      Besos Ana y da por supuesto que se los daré.

      Eliminar
  3. ¿Sabes lo que opino yo de esta crítica constructiva que has recibido Laura?
    Que sigas para alante, ¿que porque? Porque eras feliz antes de recibirla.
    Sí no eres feliz con un blog chiquitito, tampoco lo serás con un blog de primera, así que la felicidad está en las cosas que tenemos a nuestro alrededor, y entre esas cosas, tu tienes "La cocina más dulce".
    Eres una mujer afortunada, sólo por el hecho de ser feliz, por hacer de tu blog, un blog de primera.
    TQ amiga
    P.D: Tu sí que vales

    by Ana Minaya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga yo también TQ y s,i, tienes razón, era y soy feliz con mi blogg pequeñito y seguiré trabajando y soñando con el mientras me siga haciendo sentir así.
      Un abrazo enorme by Ana Minaya.

      Eliminar
  4. Se me han olvidado las comillas del "alante"...sorry

    ResponderEliminar
  5. Vaya post Laura!, yo creo que el mundo bloguil es muy envolvente, y al final te ves atrapado y metido en una dinámica que no nos favorece, es normal que no llegues a todo, lo raro es que sí pudieras, hay que establecer prioridades y no perder el camino que nos marcamos al principio. Tampoco creo que sea fácil tener claro a dónde quieres ir, y sobre todo cómo conseguirlo, como consejo está muy bien, pero la práctica es otra cosa. En fin, que yo me agarro al poema " caminante no hay camino, se hace camino al andar", y seguro que con el paso del tiempo encontramos nuestro sitio y la manera de estar cómodamente en él disfrutándolo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón tienes guapa! Es complicado no perderte en la inercia del día a día. Aún más cuando tienes otras responsabilidades añadidas y no me refiero sólo a las niñas.
      Si que es complicado encontrar tú propio camino, lo sé, aún busco el mio, pero tampoco podemos dejar de soñar, sólo porque tal vez nunca lleguemos a ser Mozart.
      Me encanta tu poema ¡Me lo guardo!
      Gracias por tus bonitas palabras.

      Eliminar
  6. Laura, si aprendes tanto de las criticas, llegarás muy lejos!!!! Me alegra que te tomes las cosas con esta vitalidad!
    Hay una frase de Maxwell que dice:
    Cuando quieras emprender algo, habrá mucha gente que te dirá que no lo hagas, cuando vean que no te pueden detener, te dirán como lo tienes que hacer, y cuando finalmente vean que lo has logrado, dirán que siempre creyeron en ti!
    Así que, tu adelante con tus sueños, que seguro que los cumples antes o después!
    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que cuando la crítica es constructiva y llega de alguien que sabes a ciencia cierta que lo que quiere es ayudar, es difícil no aprender de ella.
      Dicho esto, pienso seguir tu consejo. Me apunto también la frase de Marxwell!!!!
      Mil gracias por tomarte un rato para leer y escribirme!

      Eliminar
  7. Buenas Lauri,
    Segundo intento!!! intentaré que sea muy similar al primero.
    Todo el mundo opina y opinará, es inevitable, expertos y no tan expertos. Las críticas hay que cogerlas dependiendo de quién vengan, no puedes dejar que una simple critica ponga en duda tu gran labor realizada hasta ahora, eres una gran emprendedora, madre y por supuesto amiga, un ejemplo a seguir para muchos, tu camino en esta vida no ha sido fácil; y aun así mira donde estas y lo que tienes!!! una familia preciosa, un negocio y un proyecto, nadie nace sabiendo y de todo se aprende.
    En la vida hay dos tipo de actitudes, caerse y quedarse sentado o levantarse con más impulso y esto último es lo que tienes que hacer y se que lo harás. No dejes que la gente te vuelva loca, toma tus propias decisiones, siempre segura de ellas y con firmeza y tesón llevalas a cabo, no siempre le gustaran a todos, lo importante es que tu te sientas satisfecha, aquí estoy tb para ayudarte en lo que necesites. Quien eres Laura Reguilón, a donde vas, a donde tu quieras ir, los limites te los pones tu y de donde vienes, de tus aciertos y errores.
    Mi frase para ese post sería: Sabes mi nombre, pero no mi historia. Has oído lo que he hecho, pero no por lo que he pasado. Sabes quién fui, pero no quién soy.
    Ánimo!!! y a por la siguiente.
    Un beso
    Marta CH

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias Marta! Tú sabes y sabrás siempre quien soy, porque eres parte de mi historia pasada, presente y futura. Y como me conoces sabes que, esto, a mí no me frena.
      ¡Te quiero todo y más!
      Un beso enorme,
      Lau

      Eliminar

  8. Dificil pero... genial. Es dificil ser critico con uno mismo pero ¡¡hay que intentarlo!! Me ha gustado mucho todo lo qeu dices. Un besazo guapisima ¡un post estupendo! Muas ;*

    Un besazo guapisima ¡un post estupendo! Muas ;*

    ResponderEliminar

Lo que más feliz me hace, es leer vuestros comentarios.
¡Mil gracias por participar en mi blog!